Nematodos beneficiosos

¿Qué son los nematodos?

Los nematodos, comúnmente conocidos como ascáridos, son un grupo diverso de gusanos pertenecientes al filo Nematoda. Los nematodos se caracterizan por tener cuerpos cilíndricos no segmentados y tamaños muy variados, desde microscópicos hasta de varios centímetros de longitud. Los nematodos desempeñan diversas funciones en los ecosistemas. Algunos son de vida libre, se alimentan de la materia orgánica del suelo o del agua y son esenciales para el reciclaje de nutrientes. Otros se denominan nematodos parásitos e infectan a plantas, insectos, animales o seres humanos. Hay unas 25.000 especies con nombre, pero se calcula que se cuentan por millones. Los nematodos también se conocen como ascáridos, gusanos roscados y gusanos anguila.

Tipos de nematodos

En la agricultura, los tipos más importantes de nematodos son los nematodos parásitos. Más concretamente, los nematodos parásitos de insectos y los nematodos parásitos de plantas.

Nematodos parásitos de insectos

Los nematodos parásitos de insectos, a menudo denominados nematodos entomopatógenos o nematodos beneficiosos, son un grupo de nematodos parásitos que mantienen una relación única con los insectos. Estos nematodos son depredadores naturales de diversos insectos y desempeñan un papel crucial en el control biológico de plagas, por lo que son beneficiosos para la agricultura y la horticultura. Estos nematodos no son nocivos para el ser humano, los animales o las plantas, pero son muy eficaces en el control de insectos dañinos.

Nematodos parásitos de las plantas

Los nematodos parásitos de las plantas son un grupo de nematodos parásitos que infestan y dañan las plantas, provocando importantes problemas agrícolas y hortícolas. Estos nematodos son perjudiciales para la salud de los cultivos y pueden causar pérdidas de rendimiento. Se alimentan de las raíces de las plantas, alterando su capacidad para absorber agua y nutrientes, lo que en última instancia afecta a su crecimiento y productividad.

Los tipos más comunes de nematodos fitoparásitos son los nematodos del nudo de la raíz, los nematodos del quiste, los nematodos de la lesión, los nematodos espirales y los nematodos daga.

Nematodos beneficiosos para el control de plagas

Los nematodos para el control de plagas, a menudo denominados nematodos entomopatógenos o nematodos beneficiosos, son gusanos redondos microscópicos que sirven como agentes naturales para el control biológico de plagas. Los nematodos beneficiosos son muy específicos en su elección de hospedadores y no dañan a los insectos beneficiosos, los seres humanos o los animales. Entre las plagas más comunes a las que se dirigen estos nematodos se encuentran varios insectos larvarios como larvas de Coleópteros (larvas de Coleoptera), orugas (Lepidoptera), larvas de moscas (Diptera), trips (Thysanoptera) y muchas otras plagas del suelo.

Beneficios de los nematodos

El uso de nematodos beneficiosos para el control de plagas ofrece varias ventajas clave:

  • Solución biológica de acción rápida
  • A prueba de resistencias: las plagas no pueden crear resistencias
  • Pueden aplicarse con el equipo de pulverización habitual
  • Compatible con la mayoría de pesticidas
  • No deja residuos

¿Qué plagas controlan los nematodos?

Los nematodos beneficiosos son agentes biológicos eficaces para controlar una amplia gama de insectos dañinos y plagas. Los nematodos son los enemigos naturales de gusanos y gorgojos, orugas, trips, gusanos de alambre, chicharritas y un gran grupo de larvas de moscas, como mosquitos de los hongos, moscas grúa, moscas de la costa, moscas de la cebolla y otras. Los nematodos encajan perfectamente en los programas del manejo integrado de plagas por su compatibilidad con la mayoría de los pesticidas. Reducen la dependencia de los pesticidas químicos y promueven prácticas de gestión de plagas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Éstas son algunas de las plagas comunes que pueden controlar los nematodos beneficiosos:

Play

¿Cómo actúan los nematodos?

Los nematodos beneficiosos utilizan una estrategia fascinante para parasitar y matar a sus insectos huéspedes. He aquí cómo funcionan:

  1. Búsqueda de hospedadores: Los nematodos entomopatógenos buscan activamente posibles insectos hospedadores. Se sienten atraídos por sus huéspedes al detectar señales químicas emitidas por los insectos, como dióxido de carbono, calor y sustancias químicas específicas.
  2. Penetración en el hospedador: Una vez que localizan un hospedador adecuado, los nematodos penetran en el cuerpo del hospedador a través de aberturas naturales, como la boca, los espiráculos (tubos respiratorios de los insectos), el ano o las zonas de cutícula blanda. Algunos nematodos liberan enzimas para ayudar a digerir y ablandar la cutícula del hospedador, lo que les permite entrar.
  3. Liberación de bacterias simbióticas: Una vez dentro del insecto hospedador, los nematodos liberan bacterias simbióticas, como las especies Xenorhabdus o Photorhabdus, en la cavidad corporal del insecto. Estas bacterias son esenciales para la estrategia parasitaria del nematodo. Las bacterias se multiplican rápidamente, causando septicemia (una infección letal de la sangre) en el insecto huésped.
  4. Infección bacteriana: Las bacterias secretan toxinas y compuestos antimicrobianos que matan al insecto huésped en pocos días. El hospedador se queda inmóvil y acaba muriendo debido a la infección bacteriana.
  5. Alimentación y reproducción: Los nematodos se alimentan de las bacterias que se multiplican y absorben los nutrientes liberados por la actividad bacteriana. Esto proporciona alimento a los nematodos y favorece su reproducción. A medida que la población bacteriana dentro del insecto huésped sigue creciendo, también lo hacen las poblaciones de nematodos. Los nematodos se reproducen, desarrollándose a través de múltiples estadios juveniles hasta convertirse en adultos maduros.
  6. Aparición: Tras consumir los tejidos del insecto hospedador y las bacterias, miles de nuevos nematodos emergen del cuerpo del insecto muerto. Estos nematodos recién emergidos están listos para buscar nuevos huéspedes y continuar el ciclo.

Especies de nematodos beneficiosos

Varias especies de nematodos beneficiosos se utilizan habitualmente en el control biológico de plagas. Estos nematodos desempeñan un papel vital en la gestión de plagas de insectos y se consideran beneficiosos para la agricultura, la horticultura y los programas del manejo integrado de plagas. Algunas de las especies de nematodos beneficiosos más conocidas son:

  • Steinernema feltiae: Estos nematodos tolerantes al frío son eficaces contra una amplia gama de plagas que habitan en el suelo, incluidos mosquitos de los hongos, moscas de las raíces de las hortalizas, gorgojos de las raíces y otras larvas de insectos. Se utilizan habitualmente en la gestión de plagas en invernaderos y viveros y son cada vez más populares en huertos y cultivos hortícolas al aire libre.
  • Steinernema carpocapsae: Esta especie es conocida por su eficacia contra plagas como los gusanos de alambre, diversas orugas y larvas de gorgojos y escarabajos. Su capacidad para adaptarse a diferentes temperaturas la convierte en una buena opción para controlar las orugas en diversos cultivos.
  • Heterorhabditis bacteriophora: Estos nematodos son especialmente eficaces contra insectos que viven en el suelo, como el escarabajo japonés, el gusano blanco y el gorgojo de la raíz. Se utilizan en la gestión de céspedes y para el control de plagas en varios cultivos de hortalizas, arándanos y otros cultivos de bayas.

Cómo aplicar los nematodos

La aplicación de nematodos beneficiosos es un proceso sencillo que garantiza que entren en contacto con los insectos objetivo. Los nematodos pueden aplicarse por vía foliar o al suelo, dependiendo de la plaga objetivo. A continuación se ofrece una guía general sobre cómo aplicar los nematodos (consulte siempre la etiqueta para obtener consejos de aplicación detallados):

  • Elija la especie de nematodo adecuada para su problema de plagas específico
  • Determine la cantidad de nematodos necesaria en función de la gravedad de la infestación y de la zona de tratamiento, y según lo indicado en las etiquetas de los productos.
  • Almacene los nematodos en un entorno refrigerado para mantener su eficacia hasta el día de la aplicación
  • Cree una suspensión de nematodos mezclándolos con agua siguiendo las instrucciones proporcionadas
  • En caso de aplicación al suelo Asegúrese de que la tierra o el medio de cultivo estén suficientemente húmedos (no encharcados) para facilitar el movimiento de los nematodos. Tenga también en cuenta la temperatura del suelo (consulte las etiquetas de los productos para obtener información detallada)
  • En caso de aplicación foliar, la humedad relativa del aire es otro factor importante a tener en cuenta para maximizar el éxito (>75%)
  • Lo ideal es aplicar los nematodos durante los periodos de luz UV moderada, como a primera hora de la mañana o a última de la tarde, y evitar una intensidad solar elevada
  • Pulverice los nematodos de manera uniforme utilizando diversos métodos como pulverizadores, sistemas de riego, drones, etc. para ayudar a que los nematodos lleguen a las larvas de la plaga.
  • Considere la posibilidad de realizar aplicaciones de seguimiento en función de la gravedad de la plaga y de las especies de nematodos.
  • Supervise y ajuste su plan de tratamiento según sea necesario

Casos de éxito

Preguntas frecuentes

Nematodos - Aplicación

Nematodos - Normatividad

Nematodos - Empaquetado y formulación

Manejo y almacenamiento